Dieta alcalina para adelgazar



¿Sabes que es la dieta alcalina? Si estás intentando mantener o bajar tu peso, entonces has llegado al lugar indicado. En este artículo te enseñaremos a beneficiarte de los alimentos alcalinos para mantenerte saludable. ¡Atento a los datos!

Para empezar, debes conocer la diferencia entre los alimentos alcalinos y los alimentos ácidos. Los alcalinos son producidos por la naturaleza, aquellos que no son alterados por la industria, es decir que no contienen ningún tipo de químicos. A diferencia de los alcalinos, los alimentos ácidos son aquellos  que han sido procesados, como las carnes, las golosinas y los carbohidratos.

Dicho esto, te contamos que la dieta alcalina, como su nombre lo indica, consiste en el consumo principalmente de alimentos alcalinos, con la finalidad de mantener el pH de la sangre en 7,4 debido a que un pH por debajo de ese nivel, es considerado un pH ácido.

De modo que, un 75% de esta dieta consiste en ingerir alimentos alcalinos., tomando en cuenta tanto lo que comemos como lo que bebemos. Pero no exageremos, no es recomendable suspender el consumo de alimentos ácidos, ya que estos tienen un papel significativo en el metabolismo del organismo.

Lo que si debes evitar son los alimentos azucarados, carbohidratados o procesados, estos solo incrementan el nivel de glucosa en la sangre en cuestión de minutos, algo bastante dañino para tu salud.

¡Cuidado con la dieta ácida!

Las consecuencias de mantener una dieta rica en alimentos ácidos pueden ser peligrosas. Algunos de los síntomas se traducen en falta de energía, depresión, dificultad para pensar con claridad,  constantes jaquecas, fatigas, dolores musculares y de espalda.

Además, algunos especialistas aseguran que la dieta ácida puede ocasionar diversas enfermedades, debido a que el organismo está luchando constantemente para mantener un equilibrio interno ácido-alcalino.

Expertos establecen que tener un pH ácido puede incrementar los riesgos de desarrollar cáncer, ya que las células cancerígenas se sienten más a gusto en un ambiente ácido.

Intenta mejorar tu estilo de vida con una dieta alcalina balanceada; aumenta el consumo de frutas, vegetales, mieles, pasas, hierbas frescas, semillas y frutos secos. Asimismo, preocúpate por reducir la ingesta de carnes, grasas y lácteos pasteurizados. Comienza poco a poco y verás como empezarás a notar los cambios en poco tiempo. ¡Buena suerte!

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This