Consejos para conservar la comida congelándose



La congelación es, sin lugar a dudas, el mejor sistema para conservar la comida. Ayuda a mantener el color como en el primer día, el sabor se mantiene ideal, se conserva el contenido de humedad impidiendo que el alimento se deseque o humedezca, y claro está que deja intactas las propiedades nutritivas. Una solución perfecta y sencilla.

Ahora bien, dentro del proceso de congelación también hay que tener mucho en cuenta, pues si el se realiza mal sí que podrían llegar a aparecer imperfecciones en el alimento en cuestión, así que vamos a ver algunos consejos para congelar de manera exitosa.

  1. ¿Nunca os habéis fijado en que en el supermercado venden un papel específico para congelar alimentos? Pues envolved la comida con él, pues su función es evitar que el frío genere quemaduras, y por tanto una alteración significativa de las cualidades organolépticas.
  1. Es importante que no metáis la comida recién cocinada al congelador, pues os podréis encontrar con dos problemas. El primero de ellos sería que al meter el alimento caliente estaréis obligando al congelador a enfriar más rápido, por lo que forzaréis la maquinaria y encima el consumo eléctrico será superior; y por otra parte está el tema de que el calor podría afectar a otros productos ya congelados.
  1. Si optáis por emplear bolsas de congelar herméticas debéis procurar que no quede aire en el interior, pues habría muchas posibilidades de que el producto no se conservara bien.
  1. A fin de evitar engorrosos derrames hay que procurar que las tapas queden completamente cerradas, especialmente con las sopas y líquidos.
  1. Hay que tener en cuenta que una vez congelado el producto y pasado un tiempo lo más probable es que ya ni os acordéis de qué es lo que hay en el interior; de ahí que sea importante poner en una etiqueta el contenido y la fecha de congelación. Tampoco vendría mal especificar los ingredientes.
  1. Al igual que pasaba en el segundo punto es importante que no metáis grandes cantidades de alimentos de golpe al congelador. El motor podría llegar a estropearse, y además la factura de la electricidad se verá incrementada “que da gusto”.
  1. Cuando se metan los alimentos al congelador hay que procurar ponerlos separados, pues si el aire no puede circular sin problemas podrá darse la circunstancia de que se peguen los unos a los otros. Una vez congelados se pueden apilar.
  1. La manera más practica para conservar líquidos en el congelador pasa por meterlos en bolsas planas, pues después será mucho más sencillo organizar el contenido.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This