4 Remedios y tratamientos caseros para el herpes labial



El herpes labial es un tipo de infección cutánea que se propaga, en la mayoría de los casos, por el virus del herpes simple. Esta patología se caracteriza por la aparición regular de ampollas pequeñas que, aunque no generan ningún tipo de inconveniente en la persona, sí genera un aspecto antiestético que de seguro queremos corregir. Por ello, hoy te enseñaremos los mejores remedios caseros para el herpes labial que lo eliminaran en solo un par de horas.

Como todos sabemos, este tipo de patología se encuentra “adormecida” en las capas cutáneas de nuestra piel y aparece esporádicamente y de manera imprevista; por tanto, es necesario saber qué hacer si se padece de esta enfermedad para que, una vez aparezca, podamos eliminarla con efectividad y rápidamente. Puesto que se trata de un trastorno altamente contagioso, también deberemos suprimirlo cuanto antes para evitar contagiar a nuestros allegados.

Remedios caseros para el herpes labial

Remedios Caseros Para El Herpes Labial

Cuando uno de estos fuegos se focaliza en esta parte de nuestro rostro, lo que necesitamos en ese instante es de alternativas sencillas y fáciles de hacer para, de esta forma, eliminarlos cuanto antes. Precisamente, primero nos centraremos en los trucos más rápidos para deshacernos de estas ampollas; toma nota de los siguiente:

  1. El ajo: además de sus cualidades desinflamatorias, analgésicas y antibióticas, el ajo también es rico en minerales como el yodo, el sodio, el magnesio y el fosforo; además de vitaminas como la C la D y el complejo B. Complementario a esto, posee concentraciones de alicina que es útil para tratar las infecciones bacterianas. Para usarlo, solo machaca un poco de ajo en un mortero y aplícalo directamente en la llaga durante la noche; al otro día, te aseguramos que el fuego habrá desaparecido por completo gracias a las propiedades citadas.
  2. El hielo: por otro lado, también puedes usar un poco de hielo y aplicarlo directamente en la zona afectada tanto para desinflamar el área, como para eliminar todo aquel patógeno que se encuentre allí. De esta forma, aceleramos el proceso de recuperación y lograremos que estas ampollas solo se manifiesten por un par de horas.
  3. El vinagre y la miel: por otro lado, puedes combinar media cucharadita de vinagre y media de miel; revolverlas con meticulosidad asegurando que ambos ingredientes se complementen y la puedes aplicar en la superficie del área afectada. Esto lo puedes hacer apenas empieces a notar que estas llagas aparecerán y, de ser necesario, la puedes aplicar hasta 3 veces durante el día.
  4. Bolistas de té negro: por último, puedes probar con aplicar las bolsitas sobrantes del té negro en estos brotes; con su propiedades antivirales y antibacterianas, lograrás que la zona afectada se recupere con mayor rapidez. Debes hacerlo 4 veces al día con una exposición de las bolsas durante al menos 15 minutos durante cada sesión.

Debes saber que, en vez de implementar cada alternativa de manera individual, puedes intentar con cada uno de estos en conjunto para, de esta forma, acelerar tu recuperación; sobre todo, si tus brotes de herpes son considerablemente ostentoso y fuertes. 

4 tratamientos naturales para curar el herpes labial

Como complemento de los remedios citados, te traemos, además, una serie de tratamientos de origen 100 por ciento natural que te ayudarán, en armonía con los anteriores, a contrarrestar la aparición de este tipo de patología. Los 4 más efectivos son:

  • Aloe vera: quizás no haya una enfermedad que esta maravillosa planta no pueda contrarrestar; el aloe pose increíbles propiedades desinfectantes y desinflamantes que contribuirán a tratar con gran efectividad esta sintomatología. Corta una penca de aloe y extrae de esta el cristal y aplícalo con movimientos circulares sobre la llaga. De ser posible, hazlo por la noche para que dejes actuar a sus cualidades mientras disfrutas del sueño.
  • Tomate: por otro lado, puedes usar un poco de tomate (de preferencia uno que esté muy verde) para tratar de paliar los molestos síntomas de estas erupciones como los son el ardor, la picazón y la inflamación. Extrae el interior de un tomate, machácalo y aplícalo directamente en la erupción y déjalo actuar por alrededor de 20 minutos.
  • Limón: en el mismo sentido, para reducir el tiempo de exposición o de vida de estas llagas, puedes utilizar un par de gotas del zumo de limón para deshacerte con efectividad de estas erupciones. Agrega dos o tres gotas de este zumo directamente en esta área unas 3 veces por día y verás resultados en menos de lo que imaginas.
  • Leche: rica en aminoácidos como la lisina, la leche natural contribuye a la recuperación rápida de las erupciones del herpes labial. Para aplicarla solo remoja una mota de algodón y aplícala dos veces por día en el área afectada hasta que notes que esta se ha eliminado por completo.

Al igual que con el caso anterior, te recomendamos que no te decantes únicamente por solo una alternativa, sino que trata de probar todas en conjunto. De esta forma, nos aseguraremos de acelerar el proceso de recuperación.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This