4 Propiedades y beneficios del diente de león



Aunque esta planta es mundialmente conocida por su aspecto agradable y por su versatilidad en su adaptación a diversos climas; el diente de león también posee beneficios medicinales que pueden ser utilizados para tratar algunos problemas en nuestro organismo. Con el ánimo de ilustrarte, hoy vamos a enseñarte cuáles son las propiedades del diente de león y cómo debes consumirlo para asegurarte de recibir cada una de estas.

Propiedades del diente de león en el cuerpo

Propiedades Del Diente De León

Para que te informes debidamente de todo lo relacionado con esta maravillosa planta, primero procederemos a enseñarte qué tantos compuestos alberga esta hierba en su haber. A través de estos, luego conocerás sus amplios beneficios y, más adelante, las formas que tienes para ingerirlo. Las propiedades más resaltantes del diente de león son:

  • Gran cantidad de minerales: entre los cuales se encuentran el hierro, el calcio y el yodo. De hecho, las hojas del diente de león poseen más cantidad de hierro concentrado que plantas famosas como las espinacas. En el mismo sentido, y dependiendo de la madurez de la planta, puede superar hasta en un doble la cantidad de este mineral que legumbres como las lentejas.
  • Altas concentraciones de complejo B: poseyendo todas sus variantes como el B3, el B6 y el B12. Cada una de estas ayudan a desarrollar, estabilizar y fortalecer el metabolismo celular por lo que su consumo regular ayuda a mantener un cuerpo saludable y en buen estado. Entre otras cosas, este compuesto ayuda al crecimiento del cabello, de las uñas y previene trastornos de la memoria.
  • Posee flavonoides: compuesto que se encuentran en casi todos los alimentos de origen vegetal que, entre otras cosas, ayuda a protegernos de la oxidación degenerativa de las células de nuestro cuerpo, nos protege de las inclemencias de los rayos UV, elimina toxinas nocivas de nuestro cuerpo (como el plomo, por ejemplo) y ayuda a cuidar a nuestro hígado y riñones.
  • Alberga concentraciones importantes de tanino: que son un compuesto que poseen escasos alimentos que, entre sus cualidades más sobresalientes, contribuye a prevenir a que los vasos sanguíneos de nuestro organismo se constipen inesperadamente. Por tanto, este es fundamental para prevenir y superar anomalías cardiacas o cardiovasculares.

5 Beneficios de consumir el diente de león

Ahora que conoces cada una de las propiedades que posee esta maravillosa hierba, es hora ya que te enteres de cuáles beneficios recibe tu cuerpo al consumirlo habitualmente. Algunos de estos son:

  1. Ayuda a tratar problemas renales y hepáticos: que es, de hecho, su uso más habitual. Este se usa, en algunos países occidentales, como el tratamiento natural más importante para combatir sendas patologías. Además de esto, es un excelente diurético que contribuye a eliminar las infecciones urinarias y, en ocasiones, las piedras o los cálculos.
  2. Mejora el aparato digestivo: siendo un laxante natural que ayuda a normalizar las contracciones que se producen tanto en el aparato digestivo como en el intestinal. Su consumo frecuente ayuda a aprevenir desórdenes como el estreñimiento, los gases, la hinchazón y la diarrea.
  3. Es ideal para curar ciertas enfermedades: como la anemia, las hemorroides, las varices, el colesterol, la artrosis, la artritis y algunas patologías oculares como la miopía y el estigmatismo. El consumo frecuente y regular de esta planta ayuda a tratar cada una de estas y, si no se padecen, contribuye a aprevenirlas.
  4. Desintoxica nuestro cuerpo: sobre todo en zonas fundamentales de nuestro organismo como lo son las arterias y las venas; sin embargo, si se ingiere como infusión, el diente de león puede liberar las toxinas que se alojan tanto en nuestro aparato digestivo, como las que se alojan en las paredes de nuestro colon.
  5. Ayuda a reducir de peso: existen varias dietas que, entre sus alimentos predilectos, se encuentra el diente de león; y es que, como se acaba de decir, la habilidad de purificar al cuerpo es tan alta que ayuda a eliminar todo aquél patógeno nocivo que se encuentra albergado en nosotros. Además de esto, al comerlo se genera una sensación de llenura que nos mantiene satisfecho impidiendo que acudamos a entrecomidas que son, en esencia, el inconveniente que nos permite bajar de peso.

¿Qué parte del diente de león se puede consumir?

Con todo lo que aquí has leído de seguro ya te estarás preguntado cómo consumir esta grandiosa planta. Pues presta atención que en breve te lo diremos:

  1. Las hojas: en estas se concentran la mayoría de los nutrientes y de los minerales de la planta. Con estas pueden hacerse infusiones o servir como acompañamiento a una ensalada o como preparado hirviéndolas por unos 5 minutos. Lo ideal es que, al igual que otras partes de la planta, estas se encuentren completamente frescas y ostenten un fuerte y claro color verde.
  2. Las flores: que son, sin duda alguna, la parte más característica del diente de león. Aunque estas pueden ser utilizadas en infusiones de té; lo mejor es hervirlas, asarlas o prepararlas al horno para acompañar una rica ensalada para, de esta forma, disfrutar de sus beneficios.
  3. Su tallo y raíz: pero solo si la planta supera los dos años de edad puesto que, solo después de este tiempo, es que en estas zonas se concentran las propiedades antes citadas. Estás se usan, en algunas partes, como sustituto del café al preparar infusiones con sendas partes de la planta.

Como ves, puedes aprovechar cada una de las partes de esta planta y, ahora que ya conoces sus propiedades y beneficios, no hay ninguna excusa para que, en la próxima lista de compras, no la incluyas para aprovecharla en tu menú.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This