3 Cambios en tu estilo de vida para perder peso



Uno de los grandes errores que cometen las personas cuando deciden perder peso es creer que para ello deben realizar grandes cambios en su estilo de vida, por lo general deciden inscribirse en un gimnasio, entrenar para maratones o bien realizan cambios radicales en su patrón alimenticio, muchos se preguntarán ¿dónde está el error?, la realidad es que lo que hemos mencionado no implica ningún error por sí mismo de hecho son buenas decisiones, lo que ocurre es que no todas las personas son capaces de adaptarse a estos cambios radicales y es justo allí cuando fallan en su objetivo de perder peso, es necesario comprender que para lograr dicho objetivo no siempre se deben asumir cambios tan grandes, basta con algunas pequeñas modificaciones a nuestro estilo de vida para comenzar a ver resultados.

Tres consejos efectivos para perder peso saludablemente

Como mencionamos anteriormente uno de los puntos claves para perder peso es realizar pequeños cambios paulatinamente a nuestro estilo de vida, estos además deben ser sostenibles y escalables en el tiempo, la acumulación de estos pequeños factores creará una gran diferencia a mediano y largo plazo y partir de esos pequeños cambios construiremos toda una nueva visión de vida. A continuación mostramos tres modificaciones que puedes hacer en tu estilo de vida de una manera sencilla, rápida y que te servirán de base para asumir nuevos compromisos para la pérdida de peso.

 

Irnos a dormir más temprano

Aunque nos parezca extraño el acostarnos un poco más temprano de lo habitual nos ayudará a perder peso, el secreto se encuentra en que al dormir más tiempo ciertas hormonas encargadas de controlar nuestra sensación de hambre se producen en menor cantidad, hablamos de la leptina y grelina. Si le dedicas poco tiempo a tu rutina de sueño entonces durante el día te sentirás mucho más hambriento, lo cual redundará en la cantidad de alimentos que ingieres. Trata de dormir que por lo menos de 15 a 20 minutos más temprano de lo habitual a partir del día de hoy, notarás la diferencia al cabo de unos pocos días.

 

Reduce la cantidad de endulzante que ingieres

Los peligros de consumir bebidas y comidas azucaradas por largos periodos de tiempo han sido bien documentados en la medicina moderna, de hecho estudios han demostrado que la ingesta de gaseosas dietéticas incrementa tu apetito, esto debido a que dichas bebidas contienen Aspartamo u otros endulzantes artificiales, los cuales están asociados a este comportamiento, por lo anterior es recomendable disminuir la cantidad de endulzantes artificiales que consumimos así como también de azúcar natural.

 

Asegúrate de consumir proteínas en cada comida

Las proteínas deben estar presentes en todas las dietas, ya que su ingesta ayuda a mantener nuestro apetito bajo control, lo cual a mediano y largo plazo repercute en que ingerimos menos cantidad de comidas para saciar nuestra hambre, además de ello las proteínas son parte esencial de nuestro organismo, de hecho nuestro cuerpo las usa para producir y mantener los músculos cuando nos encontramos sometidos a un régimen bajo en grasas.

Comentarios

Pin It on Pinterest

Share This